Se pone en marcha el proyecto para la obtención de fibras de uso industrial a partir de especies vegetales invasoras de la Macaronesia

15 de Febrero de 2017

El 'rabogato', una de las especies invasoras que se empleará en el Proyecto EcofibrasA finales del presente mes de febrero, a partir del lunes 27, en el Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (PCT ULPGC - Campus de Tafira), tendrá lugar la primera reunión de todos los socios del Proyecto Ecofibras

Este proyecto, denominado Valorización ecosostenible de especies vegetales invasoras de la Macaronesia para la obtención de fibras de uso industrial, MAC/4.6d/040, se basa en la valorización de fibras naturales provenientes de especies vegetales invasoras en la Macaronesia, tales como la A. donax L. (caña común), Pennisetum setaceum (conocida como rabogato), Agave Americana (pita) y Ricinus Comunis (tártago o ricino), todas propagadas sin control en los tres archipiélagos involucrados en el proyecto (Canarias, Azores y Madeira), y figurando en el TOP100 de especies invasoras más peligrosas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La propuesta también afronta la caracterización de corrientes de biomasa de desecho generadas como consecuencia de los procesos de extracción de las fibras. 

Al final del proyecto se generará una serie de demostradores en material compuesto (polímero + fibra natural), de manera que se dispondrá de pruebas reales que demostrarán el comportamiento de dichos materiales, además de emplearlos como herramienta de diseminación del proyecto. 

En este proyecto participan la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), que actúa como jefe de fila, la Universidade da Madeira (Centro Químico da Madeira), el Cabildo de Gran Canaria (a través del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo), la Universidade dos Açores y la Fundaçao Gaspar Frutuoso. El proyecto tiene una duración total de 3 años, y cuenta con un presupuesto algo inferior al millón de euros, contando con una financiación FEDER de alrededor de 800.000€.

Además, este proyecto está financiado por el programa de cooperación territorial MAC en su primera convocatoria a través de fondos FEDER y ha dado comienzo de manera oficial el 1 de enero de 2017, enmarcándose en el eje número 4 de cooperación transnacional, dedicado a conservar y proteger el medio ambiente y promover la eficiencia de los recursos, más concretamente a la protección y restauración de la biodiversidad.